miércoles, 26 de octubre de 2016

Reseña de película #35: El proyecto de la bruja de Blair

Resultat d'imatges de el proyecto de la bruja de blair

¡Buenas, buh! Ya quedan menos días para Halloween y en el blog sigo con las película de terror, otra de las cuales me propuse ver en el reto de miedo, esta vez ha tocado "El proyecto de la bruja de Blair".

En esta ocasión, es una película independiente de terror psicológico de 1999. Y, fue escrita y dirigida por Daniel Myrick y Eduardo Sánchez.

Antes de todo quiero contar una curiosidad muy importante y es que esta película se todo en tan sólo ocho días. Además, que los tres actores principales tuvieron que realizar un curso de filmación, porque ellos mismos grabaron gran parte de las escenas. Y, lo que más me llamo la atención de esta película, para verla, fue que los propios protagonistas no sabía apenas que iban a grabar, tan sólo conocían la sinopsis de ella. Los directores les iban mandando notas durante el rodaje, para así parecer mucho más realista.



- Título: El proyecto de la bruja de Blair.

- Directores: Daniel Myrick y Eduardo Sánchez.

- Duración: 86 minutos.



La historia que nos proyecta esta película, representa que forma parte de un trabajo documental que realizan un grupo de jóvenes cineastas, formado por Heather, Joshua y Michael, los cuales desaparecieron mientras estaban en las Colinas Negras para poder conocer mejor la historia de la famosa protagonista de las leyendas locales: la bruja de Blair. Al principio de la película, nos indican que este grupo de jóvenes desaparecieron y sus trabajos son los que vemos en pantalla.

Así que, tenemos a tres chicos jóvenes que se adentran en un bosque, donde cuenta la leyenda que hay una bruja llamada Blair. Esta hacia cosas malas y ellos quieren descubrir si es verdad o no. Para ello se les ocurre ir durante unos días al bosque donde sucede la leyenda, y grabar cada paso que dan con cámara. Para ello usan dos cámaras diferentes, una en blanco y negro con mejor resolución y una en color que parece que no tiene tan buena resolución. Así pues, usan la de color para grabar todos los pasos que dan, y la de blanco y negro la usan para grabar lo importante y que representa que formara parte del documental que presentaran.

Durante la historia, vemos como se van metiendo cada vez más dentro del bosque, y se van encontrando con cosas raras las cuales les dan miedo, como montones de piedras juntas y muñecos búdu hechos con palos de los árboles. Además, por las noches, cada vez escuchan más sonidos y cosas que les impiden dormir.

"Tengo miedo de cerrar los ojos. Tengo miedo de abrirlos. Dios mío, vamos a morir aquí..."




Antes de ver la película no conocía nada de ella, tan sólo había visto la sinopsis y había leído un poco por encima de que trataba, pero en ningún momento me puse a indagar acerca de todo lo relacionado con ella. Por esta razón me lleve una grata sorpresa.

Empecemos hablando por la trama: la verdad es que no es muy complicada y es bastante sencilla, es incluso algo sosa. Pero supongo que es lo que se quería, ya que el resultado de la película era llegar a conseguir que el ser humano llegase a su límite y se creyese que es muy real.

Acerca de los personajes, creo que la chica, Heather la cual no me caía muy bien, reaccionaba y hacía las cosas un poco por su cuenta sin pensar en sus compañeros, en el resultado del documental y en el sitio donde estaban. Y, la verdad es que me ponía un poco nerviosa su forma de hacer.

Lo que más me ha gustado de esta película es lo real que parece. No sé si los actores tenían guión, supongo que no porque al menos no lo parece, y me imagino que les contaban más o menos que tenían que hacer y a partir de ahí reaccionar y hacer lo que creían que harían si estuviesen en esa situación. Por lo cual creo que es una forma original de darle realismo a esta historia. Es fácil ponerte en la piel de sus tres protagonistas, ya que todo lo que sucede parece real, como he dicho.

Aunque es una película de terror, el resultado no tiene muchos sustos ni da mucho miedo, desde mi punto de vista al menos. Pero dan bastante respeto los momentos en los que salen los montones de piedras y los muñecos búdu. Y, desde luego, tampoco hay escenas de sangre ni de muertes violentas, como suelen tener las películas de este género.

En general, me ha gustado la película aunque la trama era algo sosa. El hecho de que mostraba algo como si fuera muy real es lo que más me ha gustado. Apenas he visto películas independientes, y la verdad es que si son con esta buena calidad voy a ver algunas otras más.

¡Saludos, brujos y brujas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario